PROPIEDAD HORIZONTAL

¿COMO DEFENDERSE DE REGLAMENTOS ABUSIVOS E IRRAZONABLES?

Honra a nuestro Estudio, el articulo que hoy presenta mi hermano Ricardo, sobre el delicado tema de las clausulas arbitrarias y abusivas que puede contener un reglamento de copropiedad. Yo lo habría escrito distinto – porque soy menos práctico que él – pero es claro que comparto la falta de necesidad de encontrar otro fundamento que la violación del séptimo mandamiento de Moisés que prohíbe robar.

Mi maestro, el Dr. Edmundo Gatti me ha enseñado que no existe el abuso de derecho ya que no hay derecho si hay abuso, pero igual, celebro que Ricardo lo haya expresado tan certeramente y en un tema que se repite en el día a día de muchos emprendimientos inmobiliarios.

Se trata también de un llamado de atención para que los repetidores de arbitrariedades y excesos por escritura pública, que se reservan terrazas, se adueñan de paredes medianeras con fines publicitarios y se apropian – creen ellos – de partes comunes sin sospechar, que están vulnerando disposiciones  que el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, defiende como es debido, para los comuneros.

Tal vez este escrito no sea políticamente correcto y recibamos manotazos, pero estamos con la guardia bien alta.

 

Dr. Daniel Enrique Butlow.

 

Nos tocó asesorar a un consorcio de copropiedad  a raíz de los abusos cometidos por la empresa constructora dueña del emprendimiento que, al momento de redactar el Reglamento de copropiedad, generó una cláusula a su favor por la cual modifica unilateralmente el porcentual que correspondía a sus unidades, beneficiándose    al menos 10 veces del porcentaje fiscal que le corresponde, con el claro y único propósito de pagar menos expensas y así perjudicar al Consorcio en su conjunto.

 

“La constructora elaboró y constituyó el reglamento de copropiedad, determinando en forma arbitraria y sin derecho alguno que distintas unidades funcionales (3 exactamente)  que  quedaban en su beneficio, tendrían un porcentual menor al de otros copropietarios, con el claro propósito de beneficiarse económicamente  y solventar el pago de expensas en forma mucho menor que los otros copropietarios, al no coincidir su determinación unilateral (coeficiente por unidades a su favor),  al momento de la redacción del reglamento con el porcentaje fiscal, situación que genero la consulta en nuestro Estudio y el análisis de las distintas alternativas legales para solucionar la cuestión a favor de todos los copropietarios”

 

Luego de un exhaustivo estudio de los antecedentes, la documentación presentada y confirmando la sospecha de que podíamos ayudar a solucionar el problema, dimos pautas legales que serán seguramente avaladas por los tribunales judiciales por su base normativa legal y la injusticia que se cometió en el momento de la redacción del respectivo reglamento por parte de la constructora.

 

Primero: Dentro del Título V, apartado 4to del CCyCom, su artículo 2056 dispone el contenido del REGLAMENTO DE PROPIEDAD HORIZONTAL, y en su inciso f) y g) ordena que se determine la parte proporcional indivisa de cada unidad y de la proporción  en el pago de las expensas comunes.

 

Segundo: Entendemos que dicho reglamento,  al que se adhieren los propietarios titulares de las unidades es típicamente UN CONTRATO POR ADHESION, o sea, un copropietario que a fin de  escriturar su propiedad,  se adhiere a cláusulas generales predispuestas unilateralmente por otra parte (la constructora), sin que el adherente haya participado en su redacción. (Artículo 984 CCyCom).

 

Tercero: Al haber determinado unilateralmente el coeficiente de pago de sus unidades, incurrió en detrimento de los otros copropietarios y con el claro beneficio de pagar expensas en forma inferior al conjunto de copropietarios,  a pesar de contar con un coeficiente mayor y con total y absoluta mala fe.

 

Cuarto: Fundado en el artículo 988 CCyCom

(cláusulas abusivas),  estaríamos en presencia de una cláusula que desnaturaliza las obligaciones del titular que,  en beneficio propio cambio arbitrariamente el coeficiente fiscal por el cuantificado para el pago de las expensas.

 

Entendemos que conociendo situaciones de conflicto en la vida cotidiana de un Consorcio, quienes participan de decisiones y buscan soluciones concretas, deben y pueden estar muy bien asesorados sobre los alcances y distintas pautas de aplicación a casos puntuales como el relatado.

 

Por el Dr. Ricardo Adrian Butlow

Abogado. Director de la división Arquitectura Legal Laboral del Estudio Butlow. Asesor legal consultor del Centro Argentino de Ingenieros

Formulario de contacto

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Su mensaje

×